Como hacer un Gambario

Como hacer un Gambario

Fissidens Fontanus ( Phoenix Moss )

 

Parte 1. La urna.

La elección de la urna no es un factor muy determinante a la hora de montar un gambario si bien podemos atender varias pautas. Para el mantenimiento de pequeños camarones de agua dulce de los géneros Neocaridina y Caridina la urna que elijamos deberá tener un mínimo de 15 – 20 litros brutos para poder mantener unas condiciones adecuadas para nuestras gambas, aunque si es de mayor volumen mejor que mejor eso ya a gusto del consumidor, de su bolsillo y del espacio de que disponga. Urnas de menos de 15 litros resultan poco estables, ya que cualquier variación en los parámetros del agua será más destacable en urnas pequeñas que en urnas de volúmenes superiores.

La forma de la urna también influye, sobre todo en la distribución del oxígeno en el tanque. Las formas rectangulares, largas y bajas, presentan una mayor superficie de agua en contacto con el aire, favoreciendo el intercambio de gases de una manera eficiente, por tanto, es preferible una gran superficie de agua en contacto con el aire, en lugar de acuarios muy altos pero de reducida superficie. Además debemos considerar que los camarones de agua dulce dedican buena parte de su tiempo desplazándose sobre la superficie del sustrato del acuario, alimentándose. De esta manera primando acuarios rectangulares sobre otros más altos dispondremos de una mayor superficie que permitirá mantener mayor número de gambas.


Parte 2. Filtración.

Fundamental como en todos los acuarios. Aunque es cierto que hay aficionados que mantienen Neocaridina heteropoda sin necesidad de filtro realizando cambios parciales de agua frecuentes no es lo habitual, por tanto vamos a centranos en el equipamiento necesario para realizar una filtración y potenciar una correcta circulación del agua. Muchas gambas y camarones de agua dulce son muy sensibles al amoniaco y a los derivados nitrogenados de este, especialmente los nitritos, por lo que es fundamental mantener una buena filtración biológica. Atendiendo a esto, personalmente considero que los distintos métodos de filtración son todos útiles para cualquier gambario, si bien hay que establecer que nunca debemos sobrealimentar a nuestras gambas ya que los desechos orgánicos son los que, en su degradación, generarán estos compuesto nitrogenados anteriormente mencionados tan peligrosos para nuestros camarones.

1-. Filtro de cascada o de mochila: Filtros baratos, silenciosos y con una capacidad de carga filtrante media y una corriente moderada. No ocupan volumen del acuario ya que se acoplan en un lateral de este. La única pega para mi gusto es que la toma de agua de estos filtros se debe de recubrir con una esponja a modo de prefiltro para evitar la succión de las zoeas y crías de nuestras gambitas.

2-. Filtro de placa: según muchos la panacea dentro de los filtros para gambarios, accionados por bombas de aire o por un filtro de canasta (ver número 4), son filtros baratos, que utilizan el propio sustrato como filtro, por lo tanto hay que tener en cuenta que en caso de obstrucción su retirada implica el reinicio del acuario además de no ser muy útiles con elevadas cargas orgánicas si bien si los combinamos con un filtro de canasta resultan muy útiles, pero en este caso estamos utilizando ya dos tipos de filtro, encareciendo la instalación.

3-. Filtro interno: resultan una opción barata, no obstante su capacidad de carga filtrante es reducida, al menos los de bajo coste. Al estar dentro del acuario pueden resultar antiestéticos, si bien generan una distribución de agua adecuada en nuestros acuarios. Para evitar la succión de las zoeas conviene utilizar perlón como carga filtrante para asi evitar que el filtro aspire alguna gambita despistada.

4-. Filtro exterior o de canastas: una de las opciones más caras ya que su capacidad de carga filtrante y el volumen de agua filtrada es muy superior al del resto de los ejemplos, con un caudal que nos permite ciclar varios gambarios de tamaño medio simultaneamente. Al estar fuera del acuario resulta mucho más estético.

5-. Filtro de esponja o de caja: una de las opciones más económicas y útiles para gambarios, siempre y cuando no sobrealimentemos. Accionados por bombas de aire podemos poner en funcionamiento varios filtros con una misma bomba de forma simultanea. Disponen de suficiente espacio para introducir diversas cargas filtrantes y la única pega es que, a mi entender, tienen es un aspecto artificial que puede resultar anti-estético dentro de un acuario.

Sustrato Fluval

PH: 6.8-7.0
KH: 3-4
GH: 4-8
Substrate lifespan: 18-24 months
Color: Brown

Parte 3. El sustrato.

A la hora de elegir el sustrato para nuestro gambario debemos tener en cuenta tres factores, la granulometría, el color y la composición química del sustrato. La granulometría no es fundamental pero si importante, sustratos de granulometría fina resultan más estéticos en nuestros gambarios, gravas y gravillas de grano fino a medio, son las ideales.

El color es uno de los elementos más importantes a tener en cuenta, conviene utilizar gravas de colores oscuros que contrasten y resalten la coloración de nuestras gambas, pero debemos tener cuidado con las gravas negras y coloreadas ya que muchas de ellas están tintadas con pinturas que contienen cobre que es letal para las gambas. Entonces ¿Cómo puedo saber si la grava negra que acabo de comprar es peligrosa para mis gambas? Lo primero que debemos hacer para descartar que la grava esté tintada es machacar unos gránulos con un martillo para ver si tienen el mismo color fuera que dentro. Luego conviene pasar un imán para ver si los gránulos se magnetizan quedándose pegados a este, por lo que conviene descartar estas gravas ya que revelan la presencia de hierro y otros metales pesados.

En lo referente al la composición química del sustrato. Las gravas silíceas son inertes, ya que no alteran las propiedades químicas del agua, los sustratos arcillosos son muy porosos si bien acidifican ligeramente el ph del agua, las gravas volcánicas, inertes en lineas generales, presentan también gran porosidad pero debemos tener cuidado ya que su composición es variada pudiendo contener metales pesados en su estructura y para finalizar las gravas calcáreas aumentan los carbonatos disueltos siendo útiles en el caso de que deseemos incrementar la dureza total del agua del gambario.

 

1-. Grava silicea granulometría media. Una grava inerte, barata, compuesta básicamente de cuarzo.

2-. Arena de río lavada. Como la anterior es una grava de composición mayoritariamente silícea, de granulometría de fina a media, es un sustrato muy barato que podemos conseguir en centros de jardinería.

3-. Akadama. Arcilla compacta de color marrón anaranjado utilizada como sustrato para bonsai’s. Muy porosa, compacta y barata que presenta una gran capacidad de intercambio catiónico, ideal para acuarios plantados. Acidifica ligeramente el agua modificando los parámetros. Hay akadama de diversa granulometría de fina (sohin) a gruesa.

4-. Cuarcita negra. La cuarcita es inerte, no altera la química del agua, poco porosa de color negro vítreo, resulta muy elegante si bien hay que tener cuidado que no nos den gato por liebre y no comprar una grava que esté tintada.

5-. Grava volcánica. Material muy poroso pero dependiendo de su diversidad y procedencia puede contener algunos metales pesados que no resultan adecuados para los camarones. Conviene utilizar lava, picón o grava volcánica, muy porosa y sobre todo que sea ligera ya que eso desvelará su bajo contenido en metales.

6-. Sustratos industriales. En este caso hay tanta variedad que es difícil hacer generalizaciones, aunque existen sustratos especiales para mantener invertebrados el importe de estos en las tiendas de acuariofilia es muy elevado en comparación con los sustratos anteriormente mencionados que podemos conseguir en centros de jardinería.

¿Puedo utilizar sustratos nutritivos y pastillas de abono en el gambario?

No es muy recomendable la verdad. La mayor parte de estos sustratos nutritivos y las pastillas de abono presentan en su composición cobre y metales pesados que son letales para los camarones de agua dulce en particular y para los invertebrados en general. Si deseamos plantar abundantemente nuestro gambario siempre podemos utilizar akadama o sustratos nutritivos naturales como tierra de castaño, mantillo o humus de lombriz, aunque conviene cerciorarnos que no contenga de sustancias químicas ates de ponerlo como sustrato nutritivo bajo la grava del acuario, si bien no es necesario ya que como veremos más adelante, en el apartado de plantas, las plantas indicadas para los gambarios son poco exigentes, pudiéndose mantener con sustratos inertes.


 

Parte 4. La temperatura.

La mayor parte de los camarones de agua dulce que actualmente podemos encontrar en el mercado se adaptan a temperaturas óptimas que oscilan entre los 20 – 24º C por lo que en muchas ocasiones no es indispensable mantener en nuestros gambarios calentadores, ya que muchas veces la temperatura ambiente de nuestros hogares y el calor que se desprende de la iluminación es suficiente mantener con facilidad esta temperatura. No obstante la estabilidad de parámetros, incluyendo la temperatura, es un factor capital en el mantenimiento de determinadas formas más delicadas de Caridina cf. cantonensis.

Mención especial requieren las gambas de los lagos de la isla Sulawesi ya que precisan temperaturas superiores a los 26ºC. Por ello en el caso de querer mantener estas especies de Indonesia el uso de calefactores se hace practicamente indispensable.

En el otro lado de la moneda debemos tener en cuenta que las temperaturas superiores a 26 – 27º C resultan peligrosas para la mayor parte de los camarones de agua dulce exceptuando los sulawesi, por lo que, durante el estío, debemos tener precaución para evitar una subida excesiva de temperatura que pueda ocasionar la muerte de nuestras gambas. ¿Cómo conseguir rebajar la temperatura? Disminuyendo el fotoperiodo o trasladándolo a la noche, mantener la tapa del gambario abierta, provocar una mayor evaporación haciendo que la salida de agua del filtro rompa la superficie del agua, aumentando la turbulencia, utilizando piedras difusoras o colocando un pequeño ventilador que enfoque en dirección a la superficie del agua, de esta manera podemos rebajar un par de grados de nuestros gambarios que pueden marcar la diferencia entre la vida y la muerte de nuestras gambas.

 

 

Parte 5. La iluminación y las plantas.

La iluminación es el factor más importante en relación con las plantas que vayamos ha introducir en nuestro gambario, no obstante antes de entrar en este tema en concreto debemos considerar que la mayor parte de los camarones de agua dulce pueblan hábitats pobres en plantas acuáticas, donde abundan las rocas y gravillas y proliferan algunas algas, por tanto basándonos en esto, considero que las plantas adecuadas para los gambarios serán aquellas de crecimiento lento, con bajos requerimientos lumínicos, como las diversas hepáticas (musgos) y algunos helechos acuáticos que podremos mantener con baja iluminación y sin necesidad de aditar ni CO2 ni abonos.

Atendiendo a lo anteriormente citado podemos mantener un gambario medianamente plantando con una iluminación media, con una diversidad de musgos, plantas hepáticas, helechos y plantas flotantes que nos permitirán realizar diversas combinaciones para lograr un entorno sumamente estético.

¿Se puede mantener un gambario con plantas más exigentes?

Claro que se puede aunque yo soy de la máxima del “menos es más”. Para lograr este tipo de acuarios muy plantados debemos suministrar mucha más luz y aditar CO2 y abonos. Aunque los acuarios tapizados con Utricularia graminifolia o con Hemianthus callitrichoides son verdaderamente espectaculares personalmente para un gambario prefiero algún musgo, sustrato desnudo y muchas gambas a una pradera de tapizantes donde no podamos apreciar ni disfrutar de nuestros camarones. Es mucho más cómodo de mantener y más barato.

Listado de plantas aptas para gambario

– Cualquier variedad de musgo de los géneros Taxiphyllum y Vesicularia (Flame, Spiky, Taiwan, Christmas, Weeping, etc)
– Otros musgos como Fissidens fontanus o Fontinalis antipyretica.
– Hepáticas como Monosolenium tenerum o Riccia fluitans.
– Helechos como Microsorum pteropus (Helecho de Java), Ceratopteris thalictroides (Helecho de Sumatra), Bolbitis heudelotii (Helecho africano)
– Flotantes como Trapa natansCeratophyllum demersum, Limnobium laevigatum.
– Otras plantas de fácil mantenimiento como Hygrophila polysperma, Vallisneria spp., Najas guadalupensisEgeria densa por citar algunos ejemplos.
Plantas controvertidas

Existen determinadas plantas cuyo uso se desaconseja por algunos autores ya que, bien a través de los tallos después de una poda, o bien a través de las raíces, segregan sustancias (ácido oxálico mayoritariamente) que teóricamente pueden resultar perjudiciales para nuestras gambas. Algunos criadores alemanes desaconsejan el uso de especies de los géneros Cryptocoryne y Anubia por estos motivos, si bien hay muchos aficionados que mantienen gambas con estas especies de plantas sin apreciar diferencias significativas. Es muy posible que la sola presencia de estas plantas en los gambarios no sea la causante de las bajas si no que se deban a más factores que, en suma, ocasionen la muerte de las gambas. Personalmente yo he mantenido camarones con CryptocoryneAnubia no he notado nada anormal, si bien es un tema que merece cierta discusión.

 

Parte 6. Los invertebrados y el ciclado

¿Qué es el ciclado?

Es el proceso por el cual se forman en el acuario la colonia de bacterias nitrificantes (nitrosomas y nitrobacter) necesarias oxidación del amonio en nitrito, y la subsecuente oxidación nitritos a nitratos. Según la teoría acuariofila de hace 20 años, este proceso se conseguía haciendo funcionar el acuario ya plantado altrededor de un mes sin realizar cambios de agua. Menos mal que poco a poco se van desmontando estos mitos y podemos sacar algo más en claro que un acuario inmutable y vacío durante un mes, por lo menos en lo que respecta al mantenimiento de invertebrados.

Durante el ciclado de un acuario se recomendaba no introducir ningún pez u otro animal debido al pico de nitritos que se produce durante este proceso, si bien esta subida de compuestos nitrogenados se puede evitar de diversas formas acelerando asi el ciclado del gambario.

– Utilizar material filtrante ya maduro de otro gambario/acuario.

– Utilizar agua ya madura de otro gambario/acuario siempre y cuando este se encuentre en buenas condiciones.

– Añadir plantas de crecimiento rápido como cola de zorro u otras flotantes similares. Al sobredimensionar el plantado estamos fomentando el consumo de estos compuestos nitrogenados. Una buena parte de las plantas acuáticas prefieren el amonio (NH4+) a los nitratos como fuente de N, especialmente plantas flotantes (cola de zorro, la elodea, pistia y lenteja de agua) aun cuando la concentración de nitratos supere en más de 100 veces la concentración de amonio, mucho más abundante este a comienzo del ciclado. Es por ello que no hay que menospreciar la filtración biológica que realizan las plantas, muchas veces superior a la filtración biológica de las bacterias nitrificantes. ¿Cual es el por qué de esta preferencia del amonio sobre los nitratos? Puramente energética ya que cuando la planta absorbe nitratos, estos deben ser transformados en amonio mediante un proceso denominado “reducción de nitratos” que consume energía, sin embargo al consumir el amonio la planta ahorra esta energía y utiliza el N para la síntesis de proteinas.

Siendo claros lo ideal es esperar una par de semanas antes de introducir nuestras gambas en el acuario no obstante si que podemos introducir gambas en un acuario durante el ciclado siempre y cuando esté medianamente plantado y realicemos cambios periódicos de agua con regularidad, es más muchos renombrados paisajistas, introducen gambas, generalmente Caridina multidentata, en sus montajes para combatir la proliferación de las algas.

 

Parte 7. Eligiendo las gambitas.

A la hora de elegir qué especie o variedad de gamba elegir entre todas las que podemos encontrar en el mercado, la opción más segura para los principiantes es la Neocaridina heteropoda. Esta especie de camarón, procedente de Taiwan y Hong Kong, es especialmente robusta, fácil de mantener y muy prolífica. Su variedad genética nos ofrece una multiplicidad de tamaños y colores que durante los últimos años han sido fijados geneticamente por diversos criadores para seleccionar diferentes variedades que presentan fenotipos y coloraciones diferentes, si bien todos ellos pertenecen a la misma especie.

1-. Neocaridina heteropoda variedad Yellow. Fotografía de guela.
2-. Neocaridina heteropoda variedad Orange sakura. Fotografía de sesto.
3-. Neocaridina heteropoda variedad cherry sakura. Fotografía de fento.
4-. Neocaridina heteropoda variedad cherry. Fotografía de guela.
5-. Neocaridina heteropoda variedad blue. Fotografía de fento
6-. Neocaridina heteropoda variedad Yellow. Fotografía de guela.
7-. Neocaridina heteropoda variedad full blue rili. Fotografía de fento.
8-. Neocaridina heteropoda variedad blue rili orange. Fotografía de sesto.
9-. Neocaridina heteropoda variedad salvaje. Fotografía de chelugas.

Hay que tener en cuenta que los nombres comerciales pueden cambiar con bastante rapidez y no tienen por qué hacer honor a la coloración real de nuestras gambas si no a la variedad genética a la que pertenecen. A modo de ejemplo hay que destacar que muchas variedades “blue” terminan siendo translucidas con pinceladas azules o de otros colores o que la variedad salvaje “wild” puede presentar distintas coloraciones y patrones de coloración. A todo esto hay que añadir que de cada línea genética esta a su vez subdividida en diversas calidades tanto en la intensidad como en la distribución de su coloración.

Como veréis en esta pequeña muestra dentro de la misma especie de camarón disponemos de una gran variedad de coloraciones, aunque existen muchas más que las de la foto, la única pega es que si deseamos mantener estas coloraciones es conveniente no mezclar las diferentes variedades, ya que estas han sido fijadas genéticamente y es probable que de la mezcla no salga nada tan llamativo, aunque por otra parte esta selección artificial proviene de las mezclas y la fijación de determinados rasgos que hace años hicieron diversos criadores.

Además de la frecuente heteropoda existen otras gambitas sencillas de mantener pueden ser la Neocaridina palmata o la Caridina cf. babaulti, si bien son especies que resultan mucho más difíciles de encontrar en el mercado que la Neocaridina heteropoda var Cherry.

Parte 8. Introducción y aclimatación de las gambas

Bueno pues ya hemos recibido y comprado nuestras nuevas gambitas, ahora toca aclimatarlas. Propiamente dicho sólo hay una forma de aclimatarlas, y es gota a gota. Las gambas llegarán metidas en bolsas, por lo que debemos tener un recipiente de volumen medio donde vaciarlas para proceder a aclimatar nuestros camarones. Una vez que las tengamos instaladas en el recipiente, comenzaremos la aclimatación, para ello necesitaremos un macarrón finito de silicona, que fijaremos al acuario con una pinza para que no se mueva, una llave o gotero y listo. Colocamos el recipiente con las gambas a aclimatar a un nivel más bajo que el acuario, hacemos succión y vamos cerrando la llave hasta conseguir el goteo deseado.

 

De esta forma conseguiremos una aclimatación lenta y regular, que permitirá que las gambas recién compradas puedan adaptarse poco a poco a los parámetros de su nuevo hogar.

¿Cuanto dura esta aclimatación?

Este método está limitado al volumen del recipiente que elijamos y a la frecuencia del goteo, pero lo idóneo sería una media de dos a tres horas, en ocasiones más si los parámetros del agua del criador difieren mucho a los nuestros, por lo que es conveniente informarse previamente de los parámetros del criador si esto nos es posible.

Una vez finalizada la aclimatación procederemos a pescar con el salabre (redecilla) las gambitas y las introduciremos con cuidado en el gambario, desechando el agua de transporte y no añadiendola bajo ningún concepto a nuestro gambario.

 

Parte 9. Visitantes de los gambarios.

Si por algo se caracterizan los gambarios estrictos es por la ausencia de peces. Esta falta de vertebrados puede ocasionar la proliferación de otros invertebrados que, aparte de nuestros camarones, poblarán nuestros gambarios.

Generalmente el aficionado corriente cuando ve algún invertebrado no invitado reacciona de forma contundente: “no se lo que eres, por tanto te elimino”. Como no comparto esa forma de pensar en vez de tratar este artículo sobre cómo eliminar a estos invitados, lo voy a tratar en cómo conocerlos y valorar tanto sus aspectos positivos como negativos.

Aunque esta actitud es comprensible la verdad es poco racional, máxime cuando para realizar este exterminio a veces se toman decisiones que no son adecuadas para nuestras gambas.

 

1-. Juvenil de Melanoides tuberculata. Autor guela. caracol de concha cónica, alargada, de unos 3,5 cm. Hermafrodita y vivíparo. Este caracol hermafrodita puede reproducirse de forma sexual o por partenonénesis por lo que basta un solo ejemplar para comenzar el crecimiento de su población. Son caracoles que se situan sobre el sustrato o bajo este, por lo que controlando su población resultan sumamente beneficiosos ya que se alimentarán de detritus y oxigenarán el sustrato con sus excavaciones.

2-. Planorbarius corneus. Autor guela. Uno de los caracoles más comunes, de concha en espiral, redondeada, de unos 2 cm de diámetro. Son hermafroditas, ovíparos y se reproducen mediante reproducción sexual. Se situan por todo el acuario de forma indiferente alimentándose de algas y detritus y restos de comida por lo que en bajas cantidades resultan beneficiosos.

3-. Ferrissia clessiniana. Autor guela. Caracol lapa. De pequeño tamaño, 2 a 3 mm, presenta una concha en forma de lapa. Son hermafroditas, ovíparos y se reproducen mediante reproducción sexual. Se situan sobre las superficies lisas del acuario, especialmente en los cristales, donde se alimentan de pequeñas algas verdes.

4-. Physa spp. probablemente Physa acuta. Autor rober. Uno de los caracoles más habituales, de concha levógira. Son hermafroditas, ovíparos y se reproducen mediante reproducción sexual. Se situan por todo el acuario de forma indiferente alimentándose de algas y detritus y restos de comida por lo que en bajas cantidades resultan beneficiosos.

5-. Gyraulus acronicus. Autor Óscar Pereiro.  Uno de los caracoles más comunes, de concha en espiral, redondeada, de alrededor de 5mm de diámetro. Son hermafroditas, ovíparos y se reproducen mediante reproducción sexual. Se situan por todo el acuario de forma indiferente alimentándose de algas.

Los caracoles son los invertebrados introducidos accidentalmente más habituales que podemos encontrar en los gambarios, no obstante son unos grandes incomprendidos. Muchos los tachan de plaga pero no son ellos los que crean la plaga si no más bien los propios aficionados que al sobre alimentar permiten un crecimiento exponencial de estos gasterópodos, si los mantenemos a dieta obtendremos una población reducida y controlada que nos resultará muy beneficiosa

Otros invertebrados

 

1-. Hidra de agua dulce. Autor guela. Pequeños cnidarios que un cuerpo cilíndrico hueco (pie o tallo) en cuyo extremo se sitúa una boca rodeada de tentáculos urticantes. Se alimentan de fitoplanton, detritos e invertebrados microscópicos y solamente las hidras de mallor tamaño (algunas puedes medir más de dos centírmetros) pueden resultar peligrosas para las zoeas de las gambas, aunque es algo muy excepcional ya que los ciclops o la artemia recién eclosionada ya presentan un tamaño problemático para gran parte de las hidras. En la otra cara de la moneda estos pequeños pólipos resultan bioindicadores excelentes ya que gustan de aguas limpias de contaminantes y ricas es oxígeno.

2-. Planarias. Autor rober. Buuuuuuuuuuu!!! Comienzan los abucheos y a falta de piedras para el linchamiento la gente echa mano del lomper para eliminarlas (y ya de paso cargarse también los caracoles). Estos platelmintos se encuentran casi siempre en todos los acuarios lo que pasa es que en los gambarios cantan más porque no hay depradadores que se las coman. Completamente denostados, estos gusanos aplanados, de menos de un centímetro, se pueden reproducir de forma sexual o asexualmente. Las planarias son animales omnívoros, aprovechan cualquier resto orgánico y dan cuenta de él, aunque también pueden cazar pequeños crustáceos de menor tamaño. En ocasiones de abundancia de materia orgánica en descomposición (generalmente como resultado de un mal mantenimiento y sobrealimentación) la población de planarias se dispara y si puede resultar perjudicial para nuestras gambas, algo que se solventa facilmente alimentando en su justa medida, y realizando sifonados en el caso de ver demasiados detritus.

3-. Ácaro de agua dulce. Autor rober Los ácaros acuáticos pertenecen, casi en su totalidad, a en la cohorte Hydrachnidia. Son ácaros relativamente grandes de colores muy llamativos, rojos, negros, verdes. Se desplazan utilizando sedas y sobre sus patas. Se alimentan de otros ácaros, pequeños crustáceos, isópodos e insectos, conviene retirarlos de nuestros gambarios sobre todo si son de buen tamaño.

4-. Ostrácodos. Autor guela. Pequeños crustáceos bivalvos, de 1 o 2mm. Se repoducen de forma asexual por partenogénesis, se alimentan de detritos siendo completamente inofensivos para el resto de los habitantes de nuestro gambario.

Además de los invertebrados citados anteriormente podemos encontrar otros en nuestros gambarios como pueden ser los cyclops, pequeños anélidos, algunos colémbolos o incluso larvas de insectos como larvas de mosca, mosquitos, libélulas o caballitos del diablo, estas dos últimas conviene retirar ya que son depredadores voraces que pueden esquilmar nuestras gambitas.

 

Parte 10. Alimentación.

La mayor parte de los camarones de agua dulce aceptan casi cualquier tipo de alimentación. En su medio natural se alimentan de algas y detritus orgánicos. Para alimentarlas en nuestros gambarios podemos optar por tres tipos de comidas diferentes.

Rili Shrimp

Comida fresca:

Espinacas hervidas, zanahoria, guisante hervido pelado, calabacín hervido, pepino, pollo hervido, pescado hervido, surimi de cangrejo, etc.

Comida natural preparada:

Sticks, piensos y papillas preparados a base de vegetales. Los sticks abundan en el mercado alemán y poco a poco se van abriendo paso en otros paises por su comodidad y el gusto que tienen las gambas por estos.

Comida comercial:

Existe una gran variedad de comida comercial específica para alimentar camarones de agua dulce, muchas de ellas con propiedades casi pseudomilagrosas a precio de polvo de oro en comparación con la comida natural.

 

Otros:

Además de los sticks, gránulos y demás piensos, existen ciertos accesorios que ayudan al mantenimiento de nuestros camarones. Estos accesorios servirán como colonia para la creación de infusorios donde nuestras gambas “pastaran” los microorganismos que se van desarrollando en las hojas a la vez que comerán la propia hoja.

 

1-. Madera de cholla. Uno de los últimos inventos. No es una “madera” como tal si no el esqueleto de un cactus mexicano, el [i]Opuntia imbricata[/i]. Sirve de escondrijo a las zoeas y como colonia para asentar infusorios, no obstante la información referente a esta madera es muy limitada.

2-. Hojas de Terminalia catappa. Las hojas del almendro de indias tienen propiedades antioxidantes, fungicidas y antibacterianas.

3-. Hojas secas. Hojas de árboles caducifolios pueden resultar útiles también en los gambarios, aunque sus propiedades no son las mismas que las del Terminalia catappa, siguen siendo útiles.

Entonces… ¿Qué tipo comida debo elegir?

Todas. Una buena alimentación es una alimentación variada, realizada en pequeñas dosis es la mejor fórmula posible para alimentar a nuestras gambas. La máxima del “menos es más” la volvemos a utilizar. Dosis pequeñas, variadas, preferentemente con una base vegetal y talófita (algas), que sean consumidas en unas horas, alternando días de ayuno es la mejor manera de mantener una población sana de camarones.

Muchas veces nos preguntamos si existen comidas potenciadoras del color, bien este es un tema controvertido ya que el color de nuestras gambas viene predeterminado por la genética de estas por tanto si tenemos gambas con una genética de baja coloración poco podemos hacer salvo ir seleccionando las más coloridas e ir cruzándolas entre ellas para destacar este fenotipo. Si bien la utilización de verduras ricas en carotenos puede ayudar a mantener unas coloraciones más llamativas, pero como he dicho antes no es milagroso.

En resumen, la alimentación no debería ser una fuente de problemas ya que la mayor parte de los camarones de agua dulce son omnívoros, prefieriendo una dieta variada de base vegetal, acompañada ocasionalmente de alguna proteina animal  y de algas.


Parte 11. Mantenimiento de un gambario.

Debido a la baja carga biológica de los camarones de agua dulce y si hemos atendido a las recomendaciones anterior (sobre todo a la de evitar la sobrealimentación) el mantenimiento diario de nuestro gambario será muy rutinario, básicamente será verificar la temperatura y ojear el estado de nuestras inquilinas.

En ocasiones podemos descubrir algún cadaver de gamba o algo de comida sobrante del día anterior, en esos casos debemos retirarlos rapidamente que que pueden perjudicar la salud de nuestra colonia de gambas pudiendo propagar alguna enfermedad o disminuir la calidad de nuestra agua.

Limpieza semanal

Como con cualquier acuario debemos hacer una limpieza más a fondo de manera semanal en la cual por este orden podaremos las plantas, limpiaremos las algas de los cristales y retiraremos un cuarto o un quinto del agua del gambario sifonando con cuidado algunas zonas del fondo (especialmente en la zona donde solemos aditar la comida). Una vez realizada esta limpieza tenemos que reponer el agua que hemos quitado o se ha evaporado y la renovaremos con agua nueva, previamente tratada. Este agua la trataremos previamente con algún acondicionador que elimine cloros y cloraminas y a ser posible la dejaremos reposar en un recipiente durante unos días para, posteriormente, añadirla al gambario. Paa evitar modificaciones bruscas se recomienda atemperar el agua con la temperatura del gambario y aditarla poco a poco utilizando un macarrón finito.

Otras precauciones

Aunque suene un poco obvio hay que tener ciertas precauciones con el agua de nuestros gambarios, como por ejemplo evitar el uso de ambientadores u otros aerosoles en spray cerca de nuestras urnas porque pueden suponer la muerte de todas nuestras gambas, asi como la recomendación de lavarnos bien las manos antes de meter la zarpa dentro del agua, aunque lo mejor de todo es toquetear lo menos posible y en caso de tener que hacerlo mejor utilizar unas pinzas o tijeras de mango largo.

El gambario en vacaciones

La verdad es que un gambario con musgos y plantas puede mantener casi por si solo a una colonia de camarones sin aportar grandes cantidades de comida por lo que nuestras gambas podrán aguantar el ayuno perfectamente durante las vacaciones, es más, es aconsejable muchas veces dejar varios días de ayuno a nuestras gambas para que “limpien” el gambario. ¿Que precauciones debemos tomar en vacaciones? Bueno pues en lo referente a la comida pocas precauciones (a menos que vayamos a estar fuera más de quince días), siempre podemos dejarle a un amigo o familiar que alimente a nuestras gambas pero dejándole muy claro la dosificación de la comida y la regularidad de esta, en el caso de que esto no fuera posible pues entonces siempre es mejor un ayuno estricto que esas pastillas de alimento para vacaciones que duran varios días, ya que lo único que conseguiremos es que estas se corrompan y tengamos un pico de nitritos y nos mande al traste a nuestras gambas.

Conviene antes de irnos de vacaciones realizar un cambio de agua generoso, una buena alimentación y dejar prosperar las algas ya que estas servirán como sustento a nuestras gambas, además siempre podemos añadir alguna hoja seca de roble o de Terminalia que complementará la alimentación de los camarones y que se degradará paulatinamente.

Si tenemos que irnos y no hay nadie que les pueda echar un ojo de vez en cuando lo mejor será reducir el fotoperiodo, asegurarnos que el filtro funcione correctamente y ponerle un vela a algún santo para que no se estropee nada y no haya apagones especialmente duraderos.

Comments

por magonzac
fuente: https://laventanaverde.wordpress.com/2012/03/06/guia-de-como-montar-un-gambario/
Correcciones : www.plantsnshrimps.com

Comments are closed.