Los Errores que deben evitarse en los acuarios plantados

Los Errores que deben evitarse en los acuarios plantados

  • Se irán haciendo correcciones en los siguientes días debido a errores encontrados. (24/06/2016)

 

indice estimado

 

En la mayoría de los casos, somos la causa de muerte de nuestras plantas de acuario debido a falta de  información adecuada sobre sus necesidades. Muchos esperan que con sólo poner sus plantas en un sustrato de grava sin nutrientes, germinaran y nunca morirán, otros deciden fertilizarlas en su afán de tener un cultivo sano, se exceden sin tener en cuenta los perjuicios que esto conlleva. He aquí una lista de errores que debemos evitar a la hora de cultivar:

PROBLEMAS POR EXCESO:

Nitrógeno:
Reduce la oxigenación del agua y deteriora las hojas hasta el punto de deshacerles como papel mojado.

CO2:
Aplicar cantidades desmesuradas de éste elemento produce asfixia o embolia en los peces ya que reduce el nivel de Oxígeno en el agua. Aunque las plantas generan O2, con la aplicación de CO2, si el nivel aplicado es alto, no logran realizar el intercambio de gases.

Sulfatos:
Cuando aplicamos fertilizantes para plantas, realizamos un aporte importante de sulfatos (sales), lo que indica que estamos endureciendo nuestra agua, que en algunos casos no es beneficioso para los peces. Es por esto que se hace necesario moderar la fertilización con períodos semanales o mensuales según la cantidad a aplicar. Para reducir la dureza del agua es recomendable realizar cambios parciales de agua o agregar un poco de agua destilada.

La Iluminación:
Indispensable para las plantas, pero un período mayor de 12 horas seguidas no les beneficia en absoluto; sólo ayuda a la generación de las desagradables algas. Al igual que hay que tener cuidado con la exposición horaria, hay que tener en cuenta la intensidad lumínica, que debe ser de 1 Watt. Por litro de agua. Como ejemplo, en un acuario de 20 litros, la lámpara deberá ser de 20 Watt. Superar los niveles de intensidad luminosa también beneficia la proliferación de algas. véase también http://www.plantsnshrimps.com/la-iluminacion-del-acuario-plantado/

Temperatura:
No debe ser superior a 20º 27 ºC preferentemente, de lo contrario las hojas marchitarán o se desprenderán del tallo de la planta. Por tal motivo debemos instalar peces que soporten dichas temperaturas. Si vamos a tratar alguna enfermedad como el Punto Blanco que requieren subidas de temperatura de hasta 28º 30 ºC, lo mejor es hacerlo en acuarios alternos de cuarentena.

Cambios de agua:
El excesivo cambio de agua perjudica a nuestras plantas en el sentido que no permite que absorban los nutrientes. Además, con cada cambio de agua estamos también modificando propiedades como el pH y la temperatura de manera brusca y repentina.

Filtración:
Debe ser moderada y a ser posible con corrientes de agua suaves. Preferiblemente no utilizar filtros de fondo. Los más apropiados son los biológicos y las cabezas de poder con control de caudal. Como podemos ver, en algunos parámetros los excesos nos los indica la aparición y crecimiento de algas luz excesiva, Nitrógeno y Oxígeno.

Las plantas manifiestan también los errores cometidos por excesos:

Bordes marrones en las hojas: Producto de una insolación excesiva.
Manchas grises en las hojas: Debido a las bajas temperaturas (por debajo de los 10ºC).
Algas verdes en las hojas: Evidencia clara de exceso de luz y Nitrógeno.
Brotes nuevos largos y delgados: Indicio de sobre alimentación.

Otro gran enemigo de las plantas es la deficiencia de algún elemento:

PROBLEMAS POR DEFECTO:

Iluminación:
Los síntomas son: Hojas pálidas, crecimiento raquítico, hojas que se deforman para obtener la mayor cantidad de luz, hojas verdes que se vuelven amarillas y hojas rojizas que se vuelven verdes. La falta de luz produce finalmente la muerte ya que el proceso de la Fotosíntesis no se lleva a cabo de modo correcto. La planta enferma debe ser expuesta a una intensidad superior de luz o a períodos matutinos de luz solar que no sobrepasen las 3 horas hasta que se reponga.

Nutrientes:
Las hojas con parches marrones o amarillos son una clara demostración de Clorosis Férrica, como también la pérdida de colores rojizos en las hojas como en el caso de la Rótala. Estos síntomas son debidos a una deficiencia de Hierro (FeO2).

La falta de crecimiento y las hijas inclinadas hacia abajo indican falta de Nitratos y Potasio que deben ser repuestos en forma de sales (Nitrato de Potasio y Sulfato de Potasio).

CO2:
Crecimiento lento y poco exuberante. Poca floración y aparición de algas.

Temperatura:
Las bajas temperaturas debilitan notablemente a la planta ya que la mayoría de ellas son originarias de países tropicales.

Filtración:
La falta de una adecuada filtración permite la acumulación de deshechos orgánicos (excrementos) y hojas secas, que al descomponerse se convierten en nitritos. En cantidades exageradas esto puede ser perjudicial para plantas y peces, descomponiendo el agua y generando a la vez Metano (CH4) y Sulfuro de Hidrógeno (SH2). Para obtener un nivel adecuado de nutrientes te aconsejo me escribas o consultes con un experto de la zona donde vives. No olvidemos que los fertilizantes convencionales para jardinería doméstica tienen un alto contenido de Nitrógeno y Fosfatos perjudiciales para los peces.

Segunda Parte De distintos casos en los Plantados.

Las Distintas causas en los Acuarios Plantados.

Tenemos plantas en nuestro acuario con la luz correcta, buena temperatura, todos los nutrientes necesarios y no fallamos en los cambios de agua que debemos hacer en forma regular, la verdad es que no deberíamos tener problemas con ellas. Pero en algunas ocasiones, alguna de estas condiciones cambia sin que nos demos cuenta y pueden dar origen a algunos problemas. Generalmente, un nulo o lento crecimiento y daño en las plantas son causados por los tipos de cuidados que les estamos brindando. A continuación se detallan algunos de los problemas más comunes que podemos encontrar en nuestra plantas y cómo podemos solucionarlos. Este artículo no pretende ser la última palabra en el tema, sino más bien, una guía de consulta rápida que les permita tener un primer acercamiento con el problema.

 

Los Errores que deben evitarse en los acuarios plantados

LUZ INEFICIENTE

Síntomas: Las plantas se ven frágiles y débiles, las hojas tienen un color verde pálido y los tallos son finos. En plantas de grandes raíces (ej: Echinodorus), las hojas crecen pequeñas y en tallos débiles y en las plantas de tallo largo (ej: cabomba), hay pocas hojas y mucha distancia entre los nudos. En el caso de estas últimas, crecen en forma compacta y vigorosa cuando están cerca de la fuente de luz pero la parte inferior del tallo muchas veces se encuentra completamente desnudo (sin hojas y en algunos casos con la aparición de diatomeas).

Causas: Luz muy débil o muy pocas ampolletas o tubos. Una buena sugerencia para sacarle más provecho a nuestra luz es la instalación de un reflector en nuestra tapa de luz (de esta manera, se logra que parte de la luz no se pierda). También hay que revisar que los tubos no estén muy viejos y estén perdiendo su intensidad y temperatura de color. Chequear que tenemos una cantidad de horas suficientes de luz. Evitar depósitos de calcio o suciedad en las tapas de vidrio del acuario. Muchas plantas flotantes pueden bloquear la luz.

Remedio: Corregir la iluminación. Es importante calidad e intensidad. Si no logramos calidad, la intensidad puede suplir esa falta. Temperatura Incorrecta del Agua

Síntomas: En las plantas de tallo largo y en casos de temperatura elevada, las hojas crecen pequeñas y la distancia entre los nudos es excesiva. En las plantas de raíces grandes se aprecia poco crecimiento (síntomas muy parecidos a los de deficiencia de luz). Si el agua está muy fría, después de un tiempo las plantas pararán de crecer y morirán.

Causa: Muy alta o baja temperatura, la no existencia de un balance entre la temperatura, la intensidad de la luz y nutrientes. A temperaturas más altas, las plantas crecen más rápido. Si esto sucede y la luz y nutrientes son inadecuados, la planta presentará problemas en su crecimiento. En forma adicional, a mayor temperatura, las plantas consumen más O2 y entregan más CO2. En altas temperaturas, el consumo de O2 por respiración excede a la liberación de O2 (por fotosíntesis) y en este caso se puede presentar insuficiencia de oxígeno en el acuario.

Remedio: Chequear la temperatura, luz y nutrientes y corregir cualquiera de estos factores que se encuentre fuera de los parámetros aceptables.

 

COLOR CORRECTO DE LA LUZ

Síntomas y Causas: Cuando la luz de nuestras lámparas tiene una tendencia mayor a los colores rojos, las plantas crecen más altas. En el caso contrario, cuando la luz de nuestras lámparas tiene una tendencia mayor a los colores azules, las plantas crecen más bajas y compactas. El crecimiento en este último caso también es un poco más lento. En el caso de lámparas con tonalidades más amarillas o verdes, pueden parar el crecimiento.

Remedio: Cambiar a la luz correcta

 

PROBLEMAS CON EL SUSTRATO

Síntomas: Burbujas de gas salen del sustrato apenas de remueve el sustrato, nulo crecimiento de las plantas, los caracoles ya no se entierran en el sustrato durante el día, las plantas tienen pocas raíces o las raíces se pueden empezar a podrir.

Causas: El sustrato está demasiado compactado o es muy viejo.

Remedio: Tratar de aflojar el sustrato y limpiar toda la mugre por medio de una aspiradora. Si después de una buena limpieza del sustrato y si en un plazo de dos semanas las plantas no se recuperan, hay que cambiar el sustrato.

Prevención: No dejar el sustrato por largo tiempo sin aspirar y aprovechar de darlo vuelta un poco para que no se compacte.

 

DEFICIENCIA DE OXIGENO (O2)

Síntomas: Los peces están más propensos a enfermedades y pueden estar boqueando en la superficie en busca de oxígeno. Si se presentan períodos prolongados de bajo nivel de oxígeno en el acuario, las plantas paran su crecimiento y las algas crecen rápidamente.

Causas: Luz o nutrientes insuficientes. Como resultado de esto, las plantas no producen suficiente oxígeno. El ciclo del nitrógeno se detiene porque las bacterias no tienen suficiente oxígeno para funcionar. El resultado es un agua con muchos contaminantes y un exceso de CO2.

Remedio: Chequear la luz, los filtros, la población de peces y asegurarse de tener un buen movimiento de la capa superficial de aire para asegurarse de que contamos con un buen intercambio gaseoso.

 

DEFICIENCIA DE DIÓXIDO DE CARBONO (CO2)

Síntomas: Las plantas se quedan más pequeñas y su crecimiento es más lento si se compara con plantas que son fertilizadas con CO2.

Causas: La falta de CO2 se puede presentar si se agita demasiado el agua de nuestro acuario, y esto sucede especialmente cuando utilizamos burbujas en los cabezales o utilizamos piedras difusoras.

Remedio: Fertilizar con CO2 y evitar la demasiada agitación del agua (no utilizar piedras difusoras).

 

EXCESO DE DIÓXIDO DE CARBONO (CO2)

Síntomas: Los peces pueden estar boqueando en la superficie del agua en busca de oxígeno.

Causas: Deficiencia de oxígeno debido a falta de cuidado del acuario, inyección de CO2 excesiva, filtros muy sucios, mala iluminación y demasiados peces.

Remedio: Asegurarse de que estamos realizando los mantenimientos adecuados, ajustar la inyección de CO2 (cortar la inyección en la noche).

 

DEFICIENCIA DE POTASIO

Síntomas: El borde de las hojas nuevas se pone amarillento.

Causas: En muchos casos, el potasio es retirado del agua potable y por lo tanto hay una deficiencia.

Remedio: Fertilizar en forma regular y en algunos casos, adicionar potasio en forma separada.

 

EXCESO DE FOSFATOS

Síntomas: La producción de fosfato de hierro provoca que las hojas se pongan color café o negras y luego mueran. Si en forma adicional tenemos altos niveles de nitratos, podemos esperar un crecimiento explosivo de algas.

Causa: Abonos de mala calidad, no efectuar los cambios de agua cuando corresponde.

Remedio: Cambiar agua en forma regular y usar abonos de buena calidad.

 

EXCESO DE NITRATOS

Síntomas: Un exceso de nitratos y especialmente cuando tenemos la presencia de fosfatos, lleva a la proliferación de algas.

Causa: Exceso de alimentación, filtros sucios. No hacer los cambios de agua cuando corresponden.

Remedio: Cambiar agua en forma regular y bajar la cantidad de comida que se da a los peces. Acá quiero hacer un pequeño alto y tratar en forma más específica como afectan los nitratos a las Cryptocorinas ya que estas plantas son muy sensibles a ellos. Los síntomas empiezan con pequeños hoyos en las hojas o en los márgenes de las hojas. Finalmente, toda la planta se deshace. Aunque las causas no están completamente claras, se sabe que el agua que no está completamente limpia, la falta de luz y el exceso de nitratos, ayudan al desarrollo de este problema. También son sensibles a cambios muy grandes en el medio ambiente (Ej.: cuando cambiamos mucha agua después de no haberla cambiado por mucho tiempo fertilizar cuando no se ha hecho por mucho tiempo cambio brusco en la iluminación, etc…). Hay que tratar de mantener un agua en buen estado y aspirar inmediatamente cualquier planta que se esté descomponiendo en el fondo del acuario.

 

DEFICIENCIA DE ELEMENTOS TRAZA

La falta de fierro, que es el elemento traza más importante, impactará inmediatamente a las plantas.

Síntomas: Hojas amarillentas que se vuelven frágiles y medias transparentes. Al final, terminan desintegrándose.

Causas: Poco fertilizante, deficiencia de potasio, fertilización con fosfatos. También se da esta situación en acuarios que están bien abonados pero que tienen una dureza general y carbonatos muy altos y un pH superior a 7.

Remedio: Regular el uso de fertilizante y siempre guiarnos por lo que nos dicen los test. Las dosis recomendadas en los fertilizantes son reglas generales y todos los acuarios tienen requerimientos diferentes. Por eso es tan importante utilizar un test de fierro.

 

DAÑO POR PRODUCTOS QUÍMICOS

Síntomas: Los químicos para el control de caracoles, para el control de algas y las medicinas para los peces, pueden provocar serios daños en las hojas. Todas las especies de plantas reaccionan de forma diferente ya que tienen diferentes niveles de sensibilidad a estos factores. En general no reaccionan inmediatamente, pero un par de días o semanas después, las hojas se pueden tornar amarillas o café.

Remedio: Hacer un cambio parcial de agua después de utilizar estos químicos. Este cambio debe ser de al menos un 50% del agua. También se pueden utilizar elementos filtrantes como carbón activo para retirar algunos de estos químicos. Lo más importante, es seguir las instrucciones del fabricante.

 

ALGAS

Nuevos conceptos contra las algas; debemos mirar siempre las algas como un competidor de las plantas. En nuestro acuario pueden crecer ambas, puesto que ambas compiten por la luz, por los nutrientes y en ocasiones por el espacio. Algas y plantas se desarrollan conjuntamente en el acuario y lo que debemos hacer es favorecer el crecimiento de plantas para que tengan la batalla ganada en la lucha por los nutrientes. Consiste en favorecer a las plantas para que ellas inhiban el crecimiento de las algas.

Por otro lado tanto plantas como algas producen sustancias químicas que tienen efectos entre ellas. Ssí tenemos algas que ante la presencia de plantas sanas el crecimiento se ve inhibido como con
Ceratophyllum demersum. De cualquier forma donde hay plantas, el crecimiento de las algas se ve inhibido. Hay varios experimentos de esto. En estanques sin plantas el crecimiento de algas sobre todo en los meses calurosos de verano es enorme, esto seguramente lo han podido comprobar todos aquellos que tengan estanques en su jardín. En cambio, en esos mismo estanques donde se han plantado plantas de crecimiento rápido como puedan ser Egeria densa, el crecimiento de algas esta enormemente reducido, hasta en 20 veces. Otras plantas como Ceratophyllum demersum producen sustancias que inhiben el crecimiento de algas.

Por otro lado el ph es muy importante. Un Ph neutro o ligeramente ácido beneficia tanto a algas como a plantas, quizá algo más a las plantas. Según el ph se va alcalinizando, las plantas tienen más dificultades para realizar la fotosíntesis, no así las algas que tienen el mismo crecimiento y en algunos casos mayor. Esto es también un mecanismo de colonización de las algas. Subir el Ph del agua. La fotosíntesis aumenta el Ph, eso es algo claro, la producción de oxigeno consumiendo CO2 hace que el ph aumente. Tanto algas como plantas cuando realizan la fotosíntesis elevan el ph del medio, pero las plantas bajarían ese ph de nuevo por la noche al eliminar el co2. Pues bien, si el crecimiento de algas fuera mayor por cualquier causa y no dejara a las plantas crecer adecuadamente. las plantas no podrían acidificar el agua por la noche como lo suelen hacer, por lo que el ph seria cada vez algo más alto, las algas cada vez crecerían mejor o en el mejor de los casos igual y las plantas poco a poco sometidas a un ph cada vez mas alto crecerían menos y terminarían invadidas por las algas.

Por lo tanto un punto importante en la prevención y erradicación de las algas es disminuir el ph a 7 o ligeramente por debajo de 7. La gran mayoria de las plantas (no todas) tiene un crecimiento óptimo entre 6,5 y 7,2 de ph. Otro punto importante es la dureza del agua. Por lo general las plantas crecen mejor en aguas blandas que en aguas duras, mientras que las algas lo hacen mejor en aguas duras. Por lo tanto un acuario con una dureza alta estará favoreciendo a las algas. En este caso tanto dureza total como de carbonatos, Gh Y Kh respectivamente. A mayor Gh a la o planta le cuesta más retener líquidos en su interior, a mayor Kh habrá menos CO2 disuelto y por tanto menor absorción de este.

La reducción de la luz también es un tema a veces confundido, las algas no necesitan mucha luz para crecer excepto las de la familia Chlorophytaceae (algas verdes), de hecho necesitan mucha menos luz que las plantas. Las algas no crecen por un exceso de luz de forma directa como se puede pensar en un principio y como es lógico pensar. Ese exceso de luz va a hacer que el hierro Fe3+ pase a Fe2+ el cual es asimilable por algas y plantas. Cuanta mayor luz tengamos más rápida será la destrucción de quelatos, por lo que más hierro asimilable habrá en el agua. Si nuestras plantas no son capaces de asimilar todo ese hierro…….alguien lo tendrá que hacer.

Cuando se habla de una reducción de luz para combatir a las algas debemos pensar en una reducción siempre y cuando las plantas estén bien iluminadas, debemos pensar en no añadir más Fe liquido la próxima vez que toque, hacer un cambio de agua o bien, eso sí, dejar el acuario a oscuras unos días. Esto no es bueno ni para algas ni para plantas, pero las plantas tienen reservas como para vivir a expensas de ellas unos días, las algas no las tienen y perecerán.

En cierto modo el Fe es un factor muy limitante para las algas, puesto que el hierro a menos que estemos constantemente abonando pequeñas dosis, pasa a la forma Fe3+ cuando se pierde el quelato o cuando se oxida a Fe3+, en agua bien oxigenada dura relativamente poco, por lo que si nosotros no añadimos hierro…. este desaparece del acuario, no hay más fuentes de hierro. Al igual que antes las plantas tienen reservas, les podemos meter pastillas de abono en las raíces….etc. pero las algas…… de donde van a sacar el Fe si no se lo damos nosotros? Es más, en estudios de laboratorio, se ha visto que las algas pueden crecer en condiciones restringidas de luz siempre que haya Fe presente.

Quizá aquel que tenga algas en su acuario y este desesperado no quiere creerse ciertas cosas, pero es cierto que cuando tienes una buena iluminación, no te excedes con el abonado pero abonas
regularmente, las plantas están sembradas en sombra o luz, con pastilla de fondo o sin ella, dependiendo de sus necesidades, la aparición de algas es mínima y en ningún caso es necesario tenerlas en cuenta. A la hora de plantearnos el problema de las algas debemos tener dos cosas en mente. Una erradicación a corto plazo y una eliminación a largo plazo. La primera sería una eliminación mecánica y una corrección de los parámetros que favorecen el crecimiento de las algas para eliminar el “grueso” de estas, para mejorar el aspecto general del acuario. A largo plazo seria la monitorización del ph, del abonado, corrección de calidad y cantidad de luz…etc. Todo aquello necesario para el crecimiento de plantas saludables.

Todo esto en el fondo es más sencillo de lo que parece. Si el problema de las algas nos lo planteamos como un cuidado de las plantas más que como una eliminación de algas, el problema está prácticamente resuelto porque veremos que en un acuario con plantas sanas, plantas de crecimiento rápido, plantas que crezcan… las algas apenas existen, por lo …… tenemos un problema menos del que ocuparnos. Yo personalmente si hay un problema de algas pienso que indudablemente hay que resolverlo a corto plazo de la forma menos drástica para el equilibrio del acuario, eliminarlas, corregir lo que se haya modificado…etc. Pero una vez hecho esto, centrémonos más en las plantas y olvidémonos de las algas.

Algas verdes 

Dentro de las algas verdes nos encontramos con varios tipos, aquellas que aparecen como manchas o puntos verdes sobre la decoración, las plantas (principalmente adultas) o el cristal, las filamentosas que son más largas que estas anteriores y se puede apreciar claramente los filamentos en forma de hilos que a veces se entrelazan, y por último las que nos tiñen el agua de verde, llamadas algas flotantes unicelulares.

El origen de todas ellas se debe a un exceso de alimentación y una iluminación excesiva que pone el Fe a disposición de ellas. Se dice que las algas verdes crecen cuando la calidad del agua es buena, esto es debido a que a medida que pasamos de 3040 mg/l de nitratos en el agua, a las algas verdes les cuesta más crecer, estas algas, en condiciones desfavorables no pueden crecer.
La solución depende del tipo de alga. Si nuestro acuario tiene agua verde hasta llegar incluso a ser completamente opaca, lo que tenemos es una explosión de algas verdes unicelulares, posiblemente es por exceso de iluminación o luz directa del sol.

Suelen aparecer en acuarios recién montados. Tenemos varias opciones, hacer cambios de agua sin duda es el más sencillo y el más barato, dejar el acuario a oscuras durante unos días (mínimo de 34) es el suficiente tiempo para que las algas se debiliten, las plantas durante este tiempo tampoco realizarán la fotosíntesis, pero las plantas tienen reservas de nutrientes y las algas no. Otra posibilidad es introducir Daphnias en el acuario para que se alimenten de las algas, como ventaja añadida tenemos que luego esas daphnias serán alimento para los peces, especialmente para los alevines. Una solución realmente buena es introducir alguna planta flotante como pueda ser Pistia estratiotes, Lemna minor, Salvinia sp, cualquiera de ellas crecerá a una monstruosa velocidad si la luz es adecuada. Podemos revisar la luz, y si nuestra iluminación es pobre meter un tubo de gran intensidad (un cool white).

No añadir más hierro al agua. Un filtro con carbón activo por último tb será de ayuda. Con todo esto, es cuestión de tiempo que desaparezca el agua verde. La mayoría de estas prácticas se puede llevar a cabo para solucionar otro tipo de crecimiento de algas. Muchos puntos o manchas verdes en la decoración, paredes del acuario o en las hojas de las plantas adultas, nos indicarán que lo que tenemos son algas verdes tapizantes. En este caso hay varios peces de las Familias Hypostomus, Ancystrus, Hemiancystrus y Pterygoplichthys, pueden ser beneficiosos dado que se comen este tipo de algas aunque en muchas ocasiones ela unica solucion que tengamos sea la de pasar una cuchilla de afeitar sobre el cristal o rascar enérgicamente con la uña.

Si lo que tenemos son algas verdes filamentosas, entonces dependiendo de donde estén las podemos eliminar con una espiga de madera, enrollando las algas en ella mientras le damos vueltas, si se encuentran en el cristal, lo podemos hacer con un imán limpiacristales. Aparte de quitarlo mecánicamente podemos usar las gambas del Genero Caridina, pero debemos usar un alto número de ellas para que su trabajo sea efectivo y para que se encuentren cómodas en grupo, siempre y cuando las características del agua y los compañeros de acuario nos lo permitan. A todo esto como norma general ante algas verdes podemos añadir el uso de plantas de crecimiento rápido (Egeria densa, Limnofila sessiliflora…) y los cambios de agua para eliminar fosfatos (en caso de
que el agua del grifo contenga menos fosfatos) que posiblemente puedan estar altos.

Algas azules

Las algas azules o viscosas como también se conocen, van desde el verde hasta el azulado, se distinguen de las verdes en que abarcan una superficie mayor que estas, crecen propagándose y cubriendo una determinada zona, no a modo de manchitas o puntos como las verdes. La apariencia viscosa aparece cuando se empiezan a descomponer por lo que también notaremos que despide un olor poco agradable. Este olor también aparece cuando empezando a combatirlas, comienzan a morir. Se caracterizan por abarcar grandes superficies.
Principalmente aparecen por un alto nivel de nitratos, a diferencia de las algas verdes, las algas azules pueden crecer con niveles de nitratos de 200 mg/l, tanto un exceso como una escasa cantidad de luz también puede motivar el crecimiento y por último aguas duras.

La solución al problema es hacer cambios de agua, si la cantidad de nitratos es muy alta, no se aconsejan resinas porque cambiarán un alto número de iones nitrato por iones cloruro y esto puede ser molesto e incluso tóxico para los peces. Podemos eliminarlas mecánicamente, para ello una forma sencilla de hacerlo es succionándolas con un tubo como cuando hacemos cambios de agua. Modificar la iluminación si pensamos que pueda ser la causa del crecimiento, es decir si tenemos mucha o poca luz, esto ocurre también cuando (además del exceso de nitratos) tenemos un acuario iluminado escasamente solo por tubos Grolux o aquellos que tienen un importante espectro en el rojo.

Tenemos una serie de peces que pueden ayudarnos con estas algas, entre ellos estan peces del Genero Ancystrus, Peckoltia, la mayoría de los vivíparos y el Caracol Manzana Gen. Ampullaria
La forma más rápida de eliminar algas azules del acuario es añadiendo 15 ml de agua oxigenada por cada 100 L de agua de acuario, las algas desapareceran en un dia, pero deberemos aspirar los restos y hacer cambios de agua, porque al morir, desprenden ese olor desagradable antes mencionado.

Algas Marrones

Las algas doradas o Diatomeas son de apariencia marrón, aparecen como manchas en el cristal, en el sustrato y muy frecuentemente en hojas de plantas. Aparecen por una mala calidad del agua en donde las plantas se caracterizan por no crecer bien, bien porque sea un agua pobre en nutrientes, bien porque el agua es muy dura, en este caso a veces observaremos depósitos de calcio en los cristales del acuario, o bien porque tenemos una iluminación muy pobre, porque si la iluminación fuera adecuada o excesiva, las algas que nos iban a crecer por lo general serian de un color más verde. Por último un exceso de materia orgánica también facilita el crecimiento de esta alga.

La forma de deshacerse de estas algas puede ser mecánica, con un imàn limpiacristales o con un pez que coma este tipo de algas comoel Pterygoplichthys (Pleco Mariposa). Para modificar las condiciones que están produciendo este crecimiento debemos hacer cambios de agua con agua destilada para reducir la dureza y más importante aún, duplicar al menos la cantidad de luz que tenemos. En acuarios sin problemas las podemos encontrar a veces pegadas al cristal frontal un centímetro por debajo de la grava, es decir, donde no les da apenas luz y disponen de materia orgánica que se acumula en la grava. Si apartamos de vez en cuando esta grava del cristal frontal y dejamos estas algas al descubierto, la mayoria de nuestros “chupaalgas” se pegara un festín.

Algas Barba

Son de un aspecto similar a las algas verdes filamentosas pero tienen el grosor de un hilo de coser (no siempre tan gruesas), su color es verde oscuro a negras, aunque es un tipo de alga roja.
Suelen crecer en las corrientes de los filtros, frecuentemente en aguas duras y a veces cuando están iluminadas también únicamente con tubos Grolux pueden aparecer. Suelen aparecer sobre las hojas especialmente en los bordes de estas… Es un alga difícil de eliminar dado que no hay pez que se las coma (el Crossocheilus siamensis lo hace) ni algicida que las mate. Se debe intentar eliminar mecánicamente la mayor cantidad que se pueda. Las plantas afectadas se deben separar y la decoración se debe hervir siempre que sea posible. Es un alga difícil de eliminar y a veces haciendo todo esto, tan solo se puede controlar.

Algas Pincel

También es un tipo de alga roja, según los libros son las peores porque son muy difíciles de erradicar, son de color verde muy oscuro a negras, de 2 a 10 mm de longitud, que suelen crecer sobre las hojas de las plantas, el aspecto es como si a la hoja le hubiera salido barba de 2 dias o también como pequeños mechones normalmente de color gris. El origen de estas algas es el exceso de nutrientes unido a un déficit total de CO2, este déficit total de CO2 solo se da en acuarios de Ph alcalino o con un kH muy alto. Se introducen con plantas viejas compradas y no son frecuentes en plantas jóvenes. Aunque también aparecen en acuarios con Ph neutro sin esa carencia de CO2. Es muy difícil eliminar este tipo de algas, debido a su tamaño no es fácil quitarlas enrollándolas en el
palito, si se observan en alguna hoja se debe cortar rápidamente antes que esperar a ver como evoluciona y descubrir que una semana después no es una planta la afectada sino tres, otra solución
sería bajar el Ph a valores donde pueda existir CO2 disuelto, pero eso no le hará ninguna gracia a nuestros cíclidos.

Algas Rojas Marinas

Es un alga típica de acuarios marinos que raramente se da en acuarios dulces, de aparecer, al igual que la anterior, lo hará en acuarios de cíclicos africanos donde el Ph es cercano a 9 o 10, la solución es bajarlo a 7,5.

Generales

* Plantas de crecimiento rápido
* Cambios de agua
* Revisar iluminación
* Eliminación mecánica
* Modificar la dureza

Peces (hay muchos “chupa algas” pero el más efectivo sin duda alguna es el Crossocheilus siamensis) Cuando tenemos problemas con las algas y aun luchando contra ellas no conseguimos erradicarlas, debemos intentar abordar el problema de forma más drástica y actuando por todos los flancos posibles, arriba se mencionan unas sugerencias que suelen funcionar contra cada tipo concreto de algas, pero en caso de que estas nos coman terreno, debemos ponernos más duros. Esto incluye bajar las horas de luz en al menos 2 o 3 dependiendo de cuantas horas lo tengamos normalmente encendido, o incluso si las plantas no están muy afectadas podemos dejarlo completamente a oscuras durante 37 días, esto afectara a las plantas, pero mucho más a las algas que no tienen las reservas que tienen las plantas y la mayoría de ellas perecerán.

Debemos utilizar plantas de crecimiento rápido, si ya las tenemos debemos limpiarlas de algas, las zonas más afectadas las podemos podar tranquilamente, esto estimula a la planta a crecer en su parte sana, de otra forma es como tener un tejido invadido de algas y debilitado y esperar que por si solo brote, debemos ayudar a esas plantas que no están consumiendo lo que si están consumiendo las algas. La eliminación mecánica del alga siempre que sea posible, bien enrollándola en un palito cuando se pueda o aspirándola con un tubo cuando sea posible. Las plantas más afectadas se tienen que limpiar, lo mejor es sacarlas del acuario, y eliminar las algas con un cepillo suave, uno de dientes sirve, luego a la hora de introducirla de nuevo haremos como si la acabáramos de comprar, obviamente si la planta está muy afectada, no deberíamos introducirla en la lejía, pero también le cortaremos las raíces y la sembraremos en el sitio más adecuado conforme a la luz que necesite.

Debemos “abusar” de los cambios de agua, (en aquellos casos donde las concentraciones de nutrientes en agua sean altas) ya que por lo general son baratos de hacer. En aquellos casos en los que las condiciones del agua del grifo sean completamente distintas a las que necesitamos, como por ejemplo un alto contenido en fosfatos que agravaría el problema de las algas, en estos casos el cambio se hará con agua destilada a la que añadiremos sales para aumentar su Gh o Kh si fuera necesario). Es mejor hacer cambios de agua repetidos con frecuencia de un 2030%
si nuestros peces son delicados cada 23 días, que hacer un solo cambio de 50% en un solo día, aunque todo depende de la urgencia con la que se necesite el cambio.

Debemos vigilar los nitratos y los fosfatos, que son dos de las principales causas por las que aparecen algas en el acuario, y debemos recordar que principalmente proceden de las sobras de comida y de los deshechos de los peces, pero tampoco podemos olvidar que tienen que estar presentes para el correcto desarrollo de las plantas, no podemos tener un nivel 0 de nitratos ni de fósforo porque entonces nuestras plantas no crecerán y dejaran muchos nutrientes sin usar que serán aprovechados por las algas (el P debe estar presente en no más de 0,10,15 mg/l y los nitratos dependiendo de cada acuario y de los peces pueden estar entre 10 y 40 mg/l como máximo, 10 mejor que 40.).

En los casos en los que no tengamos una iluminación o una dureza adecuada como se explicaba más arriba y pueda esta ser la causa de la aparición de un tipo determinado de algas, deberemos modificarlo también. A igualdad de condiciones las plantas sacarán ventajas sobre las algas, esto es si realmente existe una competición por la comida, por lo tanto procura ayudar a las plantas a que consuman esos nutrientes y ellas te ayudaran a que no estén disponibles para las algas. Si abonas con CO2 procura mantenerlo en un nivel suficiente para que las plantas puedan usar los nutrientes de forma acelerada, esto no ocurre de un día para otro, pero a largo plazo las plantas de crecimiento rápido nos ayudarán a que si en algún momento hay exceso de nutrientes ellas tengan la capacidad de usarlos y crecer más ante una cantidad de CO2 generosa pero no nociva para los peces (menor de 35 mg/l).

Respecto al abono, podemos ayudar a las plantas sembrando algunas pastillas de abono cerca de las raíces, de esta forma ese abono solo está disponible para ellas y no al alcance de las algas. De igual forma podemos tener un exceso de nutrientes pero nuestras plantas no crecen, esto puede ser debido a que hay algún nutriente en defecto que las plantas no tienen y por ello ante la falta de uno, no pueden crecer y utilizar el resto de los nutrientes, por lo tanto debemos vigilar si junto con la explosión de algas vemos síntomas de carencia en alguna de nuestras plantas, en estos casos, tras unos cambios de aguas seguidos para dejar el acuario “lavado de nutrientes” debemos abonar correctamente para que las plantas tengan todo los nutrientes necesarios para crecer y ganar la guerra a las algas. El gran problema de los algicidas es que no son tan inocuos como dicen que son, los algicidas afectan a plantas, algas y peces e incluso dependiendo del algicida, a las bacterias. Esto no quiere decir que alguien los haya usado en algún caso y todo le fuera bien.

Fin.suerte

Los Errores que deben evitarse en los acuarios plantados.

Fuente: Club Rosarino de Acuarismo
Formato y Correcciones: www.plantsnshrimps.com

Comments

comments

Comments are closed.